Río Sil (Carballo, A Coruña)

Ubicación:

Rúa Río Sil, 43, Carballo (A Coruña). 981 700 478 www.hostalriosil.com

Global
5 Stars

 

El Templo de la carne de buey

Hasta hace un par de meses si me hubieran preguntado dónde comer buena carne de buey en España hubiera hablado de EL Capricho, Etxebarri, Riscal… no me podía ni imaginar que Carballo (A Coruña) esconde uno de esos lugares dónde se venera tantísimo un producto que más que recorrer 700 km para visitar un restaurante, deberíamos hablar de peregrinación carnívora; y en lugar de celebrar unas “jornadas de exaltación de la carne de buey”, yo hablaría de Jubileo Vacuno.

Este sitio es para mi, desde hoy, el Templo del Buey. El Restaurante Río Sil.

El icono que la religión de este restaurante venera es un sello de calidad que han creado ellos mismos: Vaca Summun de Galicia. Se beatifica con esta bendición a vacas de más de 10 años y en el caso de los bueyes, ganado con más de 10 años y castrados como mínimo 4 años antes de ser sacrificados (cuestión que afecta mucho al sabor de la carne).

Hay muy pocos sitios en España dónde tengas acceso a este tipo de carne, y a pesar de que pueda quedarte un poco a desmano visitar Carballo… la peregrinación a este local debería ser obligatoria, al menos, una vez en la vida.

El restaurante

CIMG2001

Solo en dos o tres meses del año y hasta fin de existencias se puede probar la carne de buey exclusiva que trabaja el Río Sil, conviene reservar puesto que reciben visitas de toda España durante estas jornadas.

Es un sitio humilde pero confortable, no tiene grandes derroches estéticos salvo por la bonita bodega que tienen al fondo de la sala, justo al lado de la parrilla, comunicada con el comedor con un cristal para que todos los comensales puedan ver en directo la elaboración


Los aperitivos

Aunque el restaurante es conocido por su carne, pusimos a prueba su carta de pescado pidiendo unas zamburiñas de Cambados que estaban de escándalo.

La chuleta

Aquí la carne tiene nombre y apellidos, Marcos Seoane, (propietario) conoce personalmente los bueyes que luego rio sil 1sirven en la mesa. Sí, personalmente. Te habla de su peso, dónde han sido criados, la alimentación recibida, el entorno en el que han vivido… este chico es una enciclopedia de la carne.

Sellan a la brasa la chuleta y la sirven perfectísimamente cortada y aprovechada. Luego, con una plancha caliente sobre la mesa, Marcos termina de hacer todos y cada uno de las tiras de carne, mientras te explica todo lo que se te ocurra sobre lo que estás comiendo, ponle a prueba, yo lo hice.

Hace lo mismo en todas las mesas, con todas las chuletas, con todas las tiras de carne.

Los postres
Después de unas zamburiñas, el jamón y un kilo y medio de chuleta para dos… pues claro, ¡nos quedamos con ganas de probar los postres! así que pedimos estas dos maravillas recomendadas por la casa, un tradicional requesón con nueces y miel y una tarta de fresas. Los postres no son los más destacable del menú, pero aprueban con holgura.

rio sil 9rio sil 8

Texto y Fotos: Markos R.