La Palma con sabor

Hace unos días me invitaron a descubrir los secretos gastronómicos de La Palma en un evento organizado por Visit La Palma y Blog on brands de la mejor manera posible: # La Palma con sabor un showcooking en uno de mis favoritos de Bilbao, Los fueros. Desde hace unos meses, tenemos conexión directa con la isla en vuelo operado por Vueling, y tengo que confesar que más de una vez he estado tentado a irme hasta allí en busca de sol y playa, pero no me podía ni imaginar que La Palma también me iba a deparar algunos descubrimientos gastronómicos que veréis en este post.

Durante el evento probamos un menú palmero 100% en los que conocimos varios ingredientes claves de los que os hablaré: gofio, vaca palmera, ron, sal de las salinas de Fuencaliente… básicos.

El primer plato contra todo pronóstico fue… ¡un potaje! me esperaba una ensalada, productos frescos, tropicales y lejos de eso probé algo que me gustó infinito más que una ensaladita, un potaje palmero con mucho arte. ¿y qué es esto? al clásico potaje de garbanzos súmale cebolla roja, mojo y gofio de trigo. El gofio, que es un ingrediente muy utilizado en toda la cocina canaria, es en una harina tostada de trigo con un sabor bastante contundente. Si probáis en casa, de a poquitos, que nos conocemos.

la palma

Atún patudo con mojo de tomate y crema de boniato. Una delicia, las Canarias es uno de los lugares de paso natural de muchos cetáceos y por lo tanto, también de muchos tipos de atún, ya sabéis, si hay orcas… detrás hay atúnes. Por eso, después de las almadrabas del sur, los atunes canarios son de los más sabrosos que puedas encontrar. Una delicia.

la palma

La vaca palmera, el Kobe canario

Se  trata de una especie protegida de la que se estima una población total de unas 500 reses, es decir, si fuéramos un poco vivos estaríamos hablando del Kobe canario como mínimo, pero como somos bien humildes… pues aquí arriba ni lo conocemos. Probamos un solomillo con las míticas papas arrugás de guarnición. Esta raza autóctona, según el SERGA, es una prima lejana de mi queridísima Rubia Gallega y tiene cierto aire en su sabor, delicada, fina, muy tierna y con un recuerdo en boca muy duradero. La pieza que probamos era un solomillo cuya precio en el mercado asciende a unos 35€. Éste ha sido de verdad, uno de los grandes descubrimientos de esta experiencia palmera. Tanto que ya estoy preparando las maletas para viajar a La Palma y acercaros una crónica chuletera como dios manda.

la palma

El postre: plátano y ron. Como no.

No podía faltar el plátano, uno de los productos más internacionales de las islas, lo elaboramos como una espuma con recuerdo a esos postres de la infancia con plátano apuchurrao que nos hacían en casa y que no me puede gustar más. Para cerrar con un buen brindis, un ron- miel local de los que puedes tomarte tres copas sin pestañear; te lo tomas en un vaso tipo chupito bien frío y te dejas llevar… qué cosa más rica.

la palmala palma

 

 

 

 

 

La experiencia gastronómica en La Palma me ha dejó un sabor de boca muy auténtico, de producto local y una sencillez que enamora. Hasta ahora, quería visitar la isla porque sabía que es un reducto natural único, con unos paisajes difíciles de encontrar en otro lugar en Europa, también me tiene enganchado su cielo; uno de los mejores observatorios naturales del mundo (junto a los de las Islas Ciés) y uno de los 13 que tiene certificado Starlight. Pues a todo esto, ahora le sumo la larguísima lista de sabores que os acabo de mostrar y que, sin duda, me llevarán a La Palma en busca de playas, descanso, estrellas… y de la vaca palmera.

¡Buen viaje!

Texto y fotos: Markos R