Cenador de Amós

Ubicación:
Plaza del Sol, s/n, 39793 Villaverde de Pontones, Cantabria. Tlf: 942 50 82 43 www.cenadordeamos.com
El restaurante

Jesús Sánchez regenta El Cenador de Amós desde 1993 y muy pronto, en 1995, la Guía Michelín le otorgó la estrella que ha sabido mantener durante 22 años. Creo que da igual si te gustan los restaurantes más clásicos o te va la estética nórdica, el Cenador es un sitio universalmente precioso. Se ubica en un palacio del siglo XVIII y el comedor principal ocupa el espacio del antiguo patio de la casa. Es un lugar especial, clásico y moderno a la vez, luminoso pero cálido, íntimo. Si buscas un sitio para cenar en pareja, este debería ocupar un lugar muy alto en la lista.

cenador de amos
 
El menú del Cenador de Amós
Ofrecen tres menús degustación diferentes, desde la opción más económica de 67€ hasta el menú recomendado “experiencia” de 125€, por supuesto, para grupos grandes (a partir de 8) también elaboran menús especiales. No dispone de carta.
En nuestra visita, estos fueron los aperitivos y entrantes que nos sirvieron y que cambian según la temporada del año. De todos ellos, el trampantojo de chorizo nos pareció una forma muy divertida de arrancar el servicio, además de simpático… ¡está buenísimo!
En el Cenador el pan tiene una importancia capital, David Santiago es el responsable de su elaboración cada día. Si eres uno de esos adictos, ve con cuidado porque te vas a poner morado. Repetimos y tripitimos.
El primer plato del segmento principal del menú fue el Perfecto de foie caramelizado, que es un básico que aparece en los tres menús del restaurante. Aunque estaba su sabor es suave, tengo que decir que no fue mi plato preferido, no soy muy amigo de las “bombas” de foie.
cenador de amos
 
El segundo pase fue para el Ravioli de cigalas con crema de marisco y verduras:  inolvidable. Para mí este plato en sí mismo es un motivo para visitar el Cenador, atómico, por encima de lo que te podrías esperar, alucinante. Buenísimo.
cenador de amos

Y por fin… ¡la carne!

Elegimos un menú que tuviera como pase principal un plato de carne, y como no podía ser de otra manera estando en Cantabria, Jesús sirve un Lomo de vaca Tudanca con salsifi. El punto de la carne estaba muy bien ejecutado y su textura era bastante tierna (7/10); de sabor quizás un poquito plana, poco recuerdo. Por poner una nota a mejorar, el sellado de la carne para darle aromas de brasa fue demasiado largo, el “tostado” fue excesivo y como se puede apreciar en la foto se chamuscó un poco.

>cenador de amos

El final de fiesta corrió a cargo del Chocolate en texturas con helado de café y toffe, un básico para los que seáis chocoholico@s. El menú empieza y termina con una nota divertida en forma de trampantojo durante los petit fours, las falsas setas son una delicia!

y así terminó mi experiencia en el Cenador de Amos.

¿has estado en el restaurante? ¿qué te ha parecido?

Texto y Fotos: Markos R.