Monocromo menú del día.

  • Global 4.5 out of 5 stars
  • Menú 5 out of 5 stars
  • Calidad/Precio 5 out of 5 stars
  • Instalaciones 2 out of 5 stars
  • Servicio 5 out of 5 stars
Precio 17,5 € POSTRE, PAN, BEBIDA
  • Verdura del día (alcachofa)
  • Ceviche de sardina ahumada
  • Dumplings de puerro y pollo
  • Pescado del día (Chipirón)
  • Profiteroles rellenos con salsa
  • Frutas con espuma de cinzano

Años antes de que llegara esta explosión de aperturas y nuevos garitos de moda a Bilbao, un amigo del mundillo gastronómico me dijo: «Markos, fíjate, cada día se abren restaurantes más bonitos… en los que se come peor» ojalá mi memoria me permitiera recordar al autor de esta frase, porque a lo largo de los años la he utilizado muchísimas veces. Todos tendréis en mente uno de esos locales impresionantes con un diseño interior pasmoso, cada rincón cuidado, cada luz milimétricamente pensada… y con una cocina vulgar y decepcionante. Sin embargo, y aunque no sea lo más habitual, a veces ocurre lo contrario y nos encontramos maravillas culinarias detrás de una estética más austera. Ese es el caso de Monocromo Bilbao, un restaurante que no es lo que parece. No dejes que la pequeña cocina a la vista y el mobiliario más propio de una bocatería te cieguen. Siéntate y disfruta, te va a sorprender.

monocromo bilbao

Monocromo es el proyecto de Lázaro Carrasco quien después de formarse en el Zortziko y liderar el tránsito del Perro Chico hacia la modernidad, ha emprendido un viaje en solitario en el hervidero gastronómico de la calle Heros. Aunque su posicionamiento es de vermutería gastrounderground (olé ahí) dispone de un menú del día a 17,5€ sorprendente, cuidado y con elaboraciones más complejas de lo que me esperaba cuando entre en el restaurante. Sinceramente, al principio me dejé llevar por la apariencia un poco cutre de las mesas reutilizadas y pensé que la comida iba a ser un fracaso; pero en cuanto puse la vista en la cocina y observé cómo trabajaban sobre las elaboraciones de los aperitivos dije: Ostras, espera, no es lo que parece.

El menú del día de Monocromo

Monocromo Bilbao destila pasión, ganas, energía, y amor por la cocina por parte de un grupo de jóvenes que tienen mucho que decir. Es cierto que tienen pequeñitos fallos que mejorar (ojo con el punto de las verduras), y que poco a poco han de invertir en mobiliario (también en la extracción de humos) para hacer el lugar más acogedor; pero estoy seguro de que hablaremos mucho de este restaurante en el futuro y estoy deseando ver en primera persona como va evolucionando. Monocromo es uno de esos sitios que tenemos que apoyar, por que lo que hacen, lo hacen muy bien.

Texto y fotos Markos Ramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *