El gastro cóctel de Yandiola

El gastro cóctel de Yandiola

Ricardo Pérez, el alma entre los fogones del Grupo Yandiola, cuenta entre risas que lo suyo con la cocina es un amor incondicional fruto de un encuentro casual. A finales de los 80 y una vez terminado su bachiller, el joven Ricardo quiso estudiar Enología y solo un error en la solicitud de matrícula hizo que terminara entre cazuelas. Y qué feliz error, puesto que hoy podemos disfrutar de su propuesta gastronómica en pleno centro de Bilbao, en uno de esos restaurantes en los que tienes la sensación de que las estrellas están al caer, de hecho los soles de Repsol ya brillan en su palmarés.

Tres platos clásicos de la carta de Yandiola

Ya en los fogones de Yandiola, su jefe de cocina Javier Iturriaga lidera un equipo de profesionales jóvenes, dinámicos y creativos que ofrecen una carta protagonizada por el producto local de calidad que desde hace unos meses incluye una propuesta novedosa y desenfadada: el Gastro cóctel.

Lejos del encorsetamiento de los largos menús degustación, sobrios y llenos de formalismo, esta nueva propuesta ofrece la posibilidad a un público no especializado de introducirse en la alta cocina sin protocolos, disfrutando de principio a fin sin tener que buscar en el diccionario la mayoría de las palabras que pronuncia el jefe de sala cuando explica un plato.

Y es que los avances tecnológicos y las técnicas cada vez más complejas hacen que cada día sea más difícil disfrutar de la alta cocina sin haber adquirido “experiencia previa”. Pienso que antes de reservar en ciertos restaurantes estrellados deberían pedir al cliente su “currículo degustador”, así muchos clientes deslumbrados por el brillo de Michelín se ahorrarían malos ratos y una buena pasta…

El menú gastro cóctel de Yandiola se sirve a grupos de máximo ocho personas y ofrece siete elaboraciones junto a siete cócteles diferentes. A la mesa llegan nombres como “Caballero Oscurso”, “Alma de vagabundo” o “Tequila sour” para combinar con creaciones esenciales de la cocina de Yandiola. Entre todas ellas destacan su arroz con crustáceos y su steak tartar que para mi fue insuperable.

Una opción divertida, desenfadada y muy recomendable para cenar en el centro de Bilbao. Por cierto, su precio la hace todavía más interesante, solo 55€.

Texto y fotos: Markos Ramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *