Los 10 alimentos más raros Made in Spain

Raro, atípico, infrecuente.

¿Cuáles son los alimentos más raros de nuestro país? De esto va este top 10. Productos que son atípicos, que se dan en zonas muy concretas de nuestro país cuyo consumo es muy escaso o bien que los ingredientes usados son de lo más inverosímil. No vas a encontrar el pez globo japonés, ni la seta que da orgasmos de los bosques de América… todos estos son muy patrios y los tienes a la vuelta de la esquina.

10. Caracoles

Puedes pensar que es un plato muy asentado en nuestra gastronomía, sobre todo en la zona norte, sin embargo si lo piensas… no deja de ser raro. Por mucho que tengamos bares dónde los ponen de tapa (en Euskadi es típico) sólo las personas que han convivido desde la infancia con esta receta pueden con ella. Para los foráneos… es siempre una sorpresa la primera vez que te los encuentras en un plato. Es típico, y raro a la vez.

alimentos más raros

9. Las algas

Sí ya sé, lees este blog, así que serás morro fino o nivel gourmet medio alto. Para ti las algas son como las patatas fritas, lo sé. Sin embargo, para el resto del mundo mundial, las algas siguen siendo algo un poco raruno. Hay decenas de especies que se cultivan en España, especialmente en Galicia, la huerta marina de España. Entre las más conocidas están los espaguetis de mar, el kombu, wakame y el agar, famoso espesante natural que gracias a los programas de cocina en la TV todos conocemos. El día que menos te lo esperes  tu vecino llama a la puerta para pedirte una tacita de Agar en lugar de sal o azúcar.

alimentos más raros

8. El Avestruz

Nuestro sibaritismo ha hecho que cada vez más nos animemos a probar cosas raras y carnes exóticas, la de avestruz en contra de lo que se cree no llega de lejanos criaderos de otros continentes, no. Se crían en España. En Valencia concretamente. Esta carne ha protagonizado un curiosa burbuja económica, llegaron a contabilizarse más de 700 granjas de cría después de la crisis de las vacas locas, hoy en día quedan a penas una docena.

Es una carne muy saludable. Su aspecto es similar a la carne de vaca, pero algo más dulce y con menos grasa y colesterol. Por cada 100 gramos de carne, el contenido de grasa apenas llega a 1,6 gramos (menos que en una pechuga de pollo).

alimentos más raros

 

7. Crestas de Gallo

Sí, se comen. En Castilla y León y Madrid se cocinan fritas, en salsa o como acompañante chic de un buen rissoto. Pruébalas, tienen una textura muy interesante para acompañar guisos, arroces y un pintxito doméstico con el que tus invitados van a flipar.alimentos más raros

6. Carne de burro

Aunque la mayoría de la que se comercializa en España procede de América del sur, se puede encontrar de producción propia. Tiene mucho parecido con la carne de ternera, a la vista es muy difícil de diferenciar, aunque su sabor es bastante más insípido.alimentos más raros ¡Ojo! esta especie está protegida, así que no la consumas, puedes ser sibarita con otras carnes de las que sobran a patadas. ¡No seas burro!

5. Ortigas

Esas hierbas de las que tanto te acordabas cuando de niño paseabas alegremente con pantalones cortos y te dejaban su huella (por cierto si guardas la respiración no te irritan, palabra) sirven para preparar infusiones, caldos y también ricas tortillas y salteados. Tu mism@ puedes recolectarlas, eso sí, tienes que hervir antes de comer. Que no te irriten please.

alimentos más raros

4. Filloas de sangre

Las filloas o mal llamadas creps gallegas se hacen tradicionalmente con huevo, leche, azúcar, harina, sal y limón y son un postre delicioso sobre todo en la época de carnavales, sin embargo, existe una receta que dicen milenaria a la que además de todos estos ingredientes debes añadir… un buen vaso de sangre de cerdo. Así, a pelo. El resultado, exquisito, pruébalo.

alimentos más raros

3. Queso Llanut

Ganó el premio a la innovación hace unos años en Fòrum de Girona. Es el único queso del mundo que madura envuelto en la lana de las mismas ovejas que aportan leche para elaborarlo. “La maduración en lana permite regular la humedad de la masa para garantizar la cremosidad, al mismo tiempo que influye también en el sabor” Dice su orgulloso creador.

alimentos más raros

2. El Carallo de mar

Así, como suena. Si quieres ser más fina (pero más ñoñ@) puedes referirte a él como pepino de mar y  para ir en plan “no me soporto ni yo” llámalo holoturia. Es un equinodermo marino, pertenece al mismo grupo que algunas algas y las estrellas de mar. Existe desde siempre en las Rías Gallegas, pero sólo hace un par de años que las cofradías tienen permisos para explotarlo. El cocinero Pepe Solla ha popularizado el uso del carallo (como ingrediente en alguno de sus platos). En otras regiones como Cataluña, Baleares y la provincia de Cadiz también es frecuente. Allí te lo puedes encontrar bajo el nombre de espardeñas o carajo de mar (que originales somos).

alimentos mas raros

1. Lamprea

Si quieres probarla, un consejo: no leas sobre ella, no busques fotos, no quieras saber el “cómo se hace”. Para ayudarte, he puesto una imagen lo más estética posible de la receta. Y a partir de aquí, no sigas leyendo.

Aunque se parece a una anguila, son parientes muy lejanos, la lamprea es un desagradable bicho medio serpiente, medio pez. Parasitario y succionador de sangre de otros peces de los que vive tan ricamente. Su horrible boca inspira cuentos de miedo en Galicia desde la época romana. Sin embargo, a la vez es una exquisitez gastronómica. Vive en agua dulce hasta los 4 o 5 años y el Río Miño es uno de sus santuarios, Arbo (Pontevedra) es el mejor sitio dónde puedes ir a probarlas especialmente durante sus fiestas, porque el animalito tiene fiesta propia en su honor. Es una de las preparaciones más antiguas de la península.alimentos más raros

¿Echas en falta algún alimento patrio raruno? ¡Comenta que lo incluimos!

Texto Markos R.

Fotos: crestas (cascajares) algas (aqui se cocina) filloas (enciclopedia de gastronomía) avestruz (el corte inglés) Ortigas, carallo de mar, caracooles.