Txakoli Simón

Ubicación:

Camino San Roque 89 – 480150 Bilbao 94 445 74 99 www.txakolisimon.com

 
Global
4 Stars
Chuleta
4.5 Stars
Entrantes
3 Stars
Restaurante
3.5 Stars
Servicio
5 Stars
El menú:

– Ensalada Mixta

– Morcilla de Burgos
– Chuleta
– Torrija
– Infusiones

Vino Unue Rioja Crianza 2008 (Ed. especial para Txakoli Simón)

CONSULTA AQUÍ LOS CRITERIOS DE VALORACIÓN
Precio 2 personas 95,2 €*

precio simulado con ración completa de entrantes y rioja crianza Viña Alberdi

 

Por fin, más de dos años después de empezar a escribir sobre chuletas he visitado el que probablemente sea el asador más famoso de Bilbao: El Txakolí Simón. A pesar de lo que muchos piensan, esta dejadez no ha sido fruto de ninguna manía persecutoria, ni de animadversión al restaurante en cuestión, simplemente… me he retrasado un poco, eso es todo.

En parte, esta crónica es como ir el último de tu cuadrilla a ver Ocho apellidos vascos que parece que te tienes que reír por cojones aunque te hayan contado los chistes veinte veces. Antes de ir las expectativas ya estaban por todo lo alto y ya sabéis lo que pasa…

¿habrá defraudado?

El Restaurante

El Txakolí Simón está en el monte Artxanda, lo que significa… una vistas espectaculares. Tiene 2 comedores interiores y la zona exterior tipo merendero, mucho más informal. Si quieres una cena íntima o en familia, los comedores interiores dan muy bien el pego, especialmente las mesas que están cerca de las ventanas. En cuanto a las diferencias entre comer dentro y fuera, primera revelación: la materia prima que comes es LA MISMA. Carne de vaca gallega, de Betanzos para más señas. No trabajan una serie low cost para la opción merendero como piensa mucha gente.

El Menú

Tienen varios menús cerrados con chuleta desde 44€ por persona, pero elegimos para cenar una opción más light: Ensalada, morcilla y la carne. La carta no es muy extensa como corresponde a este tipo de restaurante, pero suficiente, tiene todos los básicos. Puedes consultarla aquí. Esta es la ensalada mixta, nada reseñable, diría que correcta.

txakoli simon

De segundo un poco de morcilla de Burgos, lo que veis en la foto es media ración, el camarero muy majo nos aconsejó que una entera sería demasiado. Me encantan esos detalle en los que se nota quien mira por el cliente y quien quiere engordar la cuenta. Muy bueno. La morcilla, fina, no muy especiada, el comino justo y un regusto picantito final muy muy suave. Bastante ricas.

txakoli simon

La chuleta.

La sirven con un brasero en la mesa, lo que en principio… sabéis que no me va demasiado. Es buena opción para el merendero, pero mala opción para el comedor interior, es inevitable que deje toda la sala apestando a txuletaka (y con ello tu ropa al salir)La pieza pesaba un kilo largo, en torno 1.300 gr y la forma de la chuleta y su presentación es per-fec-ta. Ni un gramo de grasa de la falda (o tapa), la parte larga del hueso eliminada y limpísima. La chuleta a la vista está de 10, mirad:

txakoli simon

Está fileteada como debe ser, láminas bien finas para que sea más fácil el corte. Los cuchillos no son excesivamente buenos, yo mejoraría la cubertería para mayor facilidad del corte y sensación de suavidad en la carne.  En cuanto a la maduración, como la mayoría de las chuletas que nos comemos en la zona tiene un mínimo de 30 días en cámara y máximo de 40.

En cuanto a texturas, como veis en la foto detalle, están bien conseguidas. La carne que comimos no tenía mucha infiltración de grasa, pero la que tenía le aportaba un dulzor intenso, muy presente en boca y un recuerdo bastante largo. Los jugos, dentro de la chuleta, dónde deben estar. Si tuviera que poner una nota de mejoría, diría que estaba ligeramente salada. (las escamas de sal que utilicé para ésta foto no le hacían ninguna falta). Asan salando la carne antes de cada vuelta en la parrilla, para mi gusto demasiado humo y sal, me hubiera gustado un sabor más limpio, más carne, pero es una opción personal.

txakoli simon

Después de una chuleta bien hermosa no quedaba mucho hueco para un postre, pero ya sabéis, si hay torrija… tengo que probarla. Soy un torrijoholico sin remedio y en mi turné por la cocina antes de sentarme a la mesa vi como las preparaban, se puede decir que me senté a cenar ya con mono. Como aquí mi exigencia es nivel talibán, diré solo que pueden mejorar. La sirven con un helado riquísimo y la presentación es muy chula, pero hay panes mejores para una torrija, además creo que quería más horas en remojo y más caña a la nata. Un pelín seca.

txakoli simon

Cuando todo el mundo te dice que vayas a ver una peli porque es buenísima es casi siempre garantía de que te va a terminar decepcionando… no ha sido mi caso con el Txakolí Simón. He recibido docenas de mensajes diciendo que es el mejor asador de Bilbao y antes de visitarlo ya puedo dar fe de que es el más famoso. Quizás no sea el mejor en términos absolutos, (aquí compiten restaurantes, sidrerías, asadores,  tabernas…) y a pesar algunas mejoras que incluiría, yo si diría que es de los mejores en su categoría, un asador tradicional.

Texto y Fotos: Markos R.

Bonus Track. El vino y la cámara de maduración

El vino con el que he calculado el precio del menú es un crianza para ajustarnos al patrón de las comidas que publico en el ranking, sin embargo, en un día especial (mi cumpleaños) nos regalaron un vinazo edición limitada hecho por Oscar uno de los propietarios y parrillero del Txakolí Simón. Unue (sólo 1.200 botellas) se está terminando y recomiendo encarecidamente que haya una reedición. Si no fuera por el coche, habría caído la botella entera. Riquísimo.

txakoli simon

Antes de cenar, pude visitar la cámara dónde “duermen” las cintas de chuleta, allí conocí un dato que nos habla del ritmo de trabajo de uno de los asadores más concurridos de Bilbao: Según sus propietarios, en una semana de buen tiempo  en temporada alta sirven unos 60 chuleteros. Ahí es nada.

DSC_0771

Oscar, los chuleteros y la luz al final del túnel

Texto y Fotos: Markos R.