Asador Urizar

Ubicación:

Asador Urizar: Carretera Andraka-Armintza, 32, Lemoiz Telf. 946 87 93 00  www.asadorurizar.com

 
Global
1.5 Stars (1,5 / 5)
Chuleta
2 Stars (2 / 5)
Entrantes
2 Stars (2 / 5)
Instalaciones
2 Stars (2 / 5)
Servicio
0 Stars (0 / 5)
El menú:

– Pimientos verdes y croquetas
– Chuleta
– Patatas fritas
– Café 

Sidra

CONSULTA AQUÍ LOS CRITERIOS DE VALORACIÓN
Precio 2 personas 78,2€

 

No es habitual que escriba sobre sidrerías, pollerías, cerveceras o asadores en los que te tengas que servir tu la comida en la mesa. Sin embargo, empieza el verano y cada vez soy más solidario (no me queda otra) con las familias que con la llegada del buen tiempo buscan un sitio dónde poder comer un pedazo de carne y que los niños disfruten del aire libre. Por eso, un día, aterricé en el Asador Urizar. 

asador urizar

El menú del Asador Urizar

La verdad, sin pena ni gloria. Unas croquetas, unos pimientos, un par de chuletas y a correr. Este asador tiene la particularidad de que tiene opciones de menú con servicio o sin servicio de mesa. Nosotros nos decantamos por llevárnoslo puesto, la logística es más sencilla para los aitas, aunque yo personalmente… lo detesto. Hay que decir que el precio de la carne no es del todo “popular”, 39,9€/kilo que merece un plus mayor de calidad. Pero en fin, hace buen día, los niños ríen, disfrutan, corren… Lo carne así sabe mejor.

Pasamos una tarde divertida, con sobremesa larga y en familia. El asador dispone de sidra self service y eso ayuda. Como véis en las fotos, la carne es bastante mejorable: la traen sobre parrillas prácticamente cruda para que te la hagas a tu gusto. Es auto servicio y autococinado. Muy fresca, poca infiltración, le falta mucha intensidad de sabor. Aún así, como he dicho, a veces la calidad del producto no lo es todo, la compañía, el día, la familia… Son sin duda los ingredientes principales en un buen menú, así que quizás este verano caigas por allí de camino de vuelta de la playa, pruébalo tu mismo y… cuéntame

¿a ti qué te ha parecido?

 

Texto y Fotos: Markos R.