A Tafona de Lucía Freitas

a tafona de lucia freitas

A escasos pasos de la Puerta Santa, cuando la Plaza del Obradoiro se adivina cerca, albergues de peregrinos y casas de comidas centenarias salpican cada rincón del corazón del casco vello de Compostela. En uno de esos currunchos se ubica el hotel A Tafona do Peregrino que esconde uno de los más valiosos tesoros gastronómicos de Galicia: el restaurante A Tafona de Lucía Freitas.

a tafona de lucia freitas

Este bonito e íntimo restaurante reformado en 2018, cuenta con seis mesas ubicadas entre muros piedra, madera de carballo y una pequeña cocina a la vista dónde trabajan en perfecta armonía Lucía y su equipo. Su historia, a pesar de haber sido contada ya muchas veces, debería ser repetida continuamente en aulas, escuelas y academias. La historia que llevó a un restaurante que ofrecía menú del día por 12€ en el año 2009, a conseguir una estrella Michelin diez años más tarde. Desde entonces hasta ahora muchas cosas han cambiado, pero en parte y aunque podría sonar ventajista, algunos locales entonan ahora aquello de «se veía venir» y es que aquel menú del día tenía una calidad tan extraordinaria a un precio tan irrisorio, que apunto estuvo de llevar a Lucía a la quiebra. Según ella misma ha reconocido en muchas ocasiones «las he pasado putas».

Una Tafona (tahona en galego) es un lugar dónde se elabora pan. Un aviso, el pan de A Tafona es pecaminoso, incita al consumo desenfrenado, no te pases, el menú es largo.

El menú Praza de Abastos de A Tafona

«Mi despensa seguirá siendo a Praza de Abastos» esas fueron sus palabras en 2018 después de recibir su estrella Michelin, dejando claro que su vinculación con lo local no iba a desvanecerse con las luces del premio. Y así ha sido. La mencionada plaza se ubica literalmente a doscientos metros de A Tafona y a día de hoy sigue siendo el lugar de encuentro con sus proveedores habituales. Como homenaje a todos ellos, uno de sus menús degustación lleva su nombre. Por cierto, al imbatible precio de 65€.

El menú de A Tafona en imágenes

Dice Cristina Jolonch que «la personalidad de la chef siempre va ligada a sus platos», así que tras las elaboraciones de Lucía Freitas se adivina una persona apasionada, dinámica, intensa, viajada, pero muy comprometida con su tierra. El arraigo se percibe en cada plato, todos los ingredientes principales son de cercanía: Ternera Gallega, Almeja de Carril, Merluza de Celeiro, erizo, Mexilón de Galicia. Sin embargo, hay también dinamismo y viaje en la propuesta, con saltos de registro interesantes como en la vichissoise de vieira y tobiko (aquí pez volador), el mejillón con pak choi (col asiática) o el uso insistente de los cítricos. Y por último hay pasión, hay delicadeza, hay emoción. A Tafona es uno de los lugares que más recordaré de este 2019.

 En fin, a comida roda
po-los pés y o viño alegra
as xentes tanto, que rabia
d´envidia a negra tristeza
Rosalía de Castro, Follas Novas 1880

«A Tafona de Lucía Freitas» Texto y fotos: Markos Ramas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *